Nacional y economía

alcalde de Huechuraba confirmó que hace algunos años recibió amenazas de muerte

Agencias

A propósito del violento asaltó que sufrió el edil de Zapallar, Carlos Cuadrado reveló que «me querían vivo o muerto y ofrecían 50 millones».

El alcalde de Huechuraba y vicepresidente de la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM), Carlos Cuadrado, solidarizó con el edil de Zapallar, Gustavo Alessandri, que fue víctima de un violento asalto al interior de su vivienda durante la madrugada del pasado miércoles, y reveló que él mismo ha recibido amenazas de muerte.

En conversación con Canal 24 Horas Cuadrado relató que «entraron a la casa del vecino, malinterpretaron que la mujer ahí que residía era la pareja del alcalde. Preguntaron y ahí llegaron y estuvieron alrededor de 40 minutos a una hora al interior de la casa. Es una situación que se suma a una actitud muy valiente que ha tenido Gustavo en la creación de una Unidad Antinarcóticos al interior de la comuna».

El edil de Huechuraba dijo que «esperamos que este delito sea perseguido, los culpables sean encontrados, que se le apliquen todas las agravantes necesarias para que no se vuelva a repetir», comentó, aclarando luego que «no estamos pidiendo garantías especiales los alcaldes, sino que simplemente ante situaciones que se alejan de la normalidad, se apliquen los mismos criterios de justicia que se aplica a todo ciudadano que está en un riesgo mayor que el que habitualmente uno tiene».

«VIVO O MUERTO»

el edil de Huechuraba reveló que hace algunos años fue víctima de amenazas.

«Yo creo que cualquier alcalde o cualquier candidato que decide asumir un cargo de representación popular, en este caso de alcalde, sabe que se va a enfrentar a personas que van en el sentido contrario al orden que uno pretende instaurar en un territorio al que le corresponde gobernar», reflexionó.

«En algún momento informé de amenazas que creí válidas, anduve con protección al interior del vehículo. No me ha gustado nunca andar con gente rodeándome, pero creí en ese momento que podía ser una amenaza real y, por lo tanto, informé a los organismos públicos correspondientes», dijo el jefe comunal.

La autoridad precisó que «me querían vivo o muerto y ofrecían 50 millones y tenían un cuadro que pegaron en varias partes de la comuna (…) El hecho de que se haya gastado dinero en una producción, que se haya hecho bien, que se haya pegado en varios lugares, supuse que podía ser algo más sofisticado que lo habitual y, por lo tanto, informé para que los organismos técnicos y que combaten este tipo de situaciones evaluaran la verosimilitud de lo que se me estaba advirtiendo y adoptamos las medidas que había que adoptar», relató.

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 10 =