Economía

En votación dividida, Banco Central decide mantener la tasa de interés en 11,25%

Santiago, Chile

Agencias

Inversión extranjera alcanza los US$ 15.995
Sin embargo, la entidad no descartó que de mantenerse la tendencia inflacionaria actual, «la TPM iniciará un proceso de reducción en el corto plazo».

El Banco Central decidió mantener la tasa de interés en Chile en 11,25%, en medio de la lucha por contener la alta inflación que desde hace meses azota al país. Sin embargo, el anuncio trajo una sorpresa: el voto del Consejo fue dividido y solo tres de los cinco integrantes se inclinaron por esta alternativa.

En su comunicado, el instituto emisor detalla que la decisión fue adoptada con los votos de la presidenta Rosanna Costa, además de los consejeros Alberto Naudon y Luis Felipe Céspedes. En tanto, el vicepresidente del BC, Pablo García, y la consejera Stephany Griffith-Jones optaron por reducirla en 50 puntos base.

La última vez que hubo una votación dividida fue en la Reunión de Política Monetaria (RPM) convocada a inicios de septiembre de 2022.

«La Tasa de Política Monetaria se ha mantenido contractiva por varios trimestres, lo que ha contribuido de forma relevante a la baja de la inflación. Si bien los riesgos en torno a esta persisten, se han ido equilibrando. El Consejo estima que la evolución más reciente de la economía apunta en la dirección requerida. De mantenerse estas tendencias, la TPM iniciará un proceso de reducción en el corto plazo», se lee en el comunicado publicado por la entidad que preside Rosanna Costa.

«Su magnitud y temporalidad tomará en cuenta la evolución del escenario macroeconómico y sus implicancias para la trayectoria de la inflación. El Consejo reafirma su compromiso de actuar con flexibilidad en caso de que alguno de los riesgos internos o externos se concrete y las condiciones macroeconómicas así lo requieran. El IPoM que se publicará mañana contiene los detalles del escenario central, las sensibilidades y riesgos en torno a este y sus implicancias para la evolución futura de la TPM», añade el texto.

Sobre la actividad y la demanda, el Central menciona que «han evolucionado acorde a lo esperado», y por el lado de la oferta, destacó «el peor resultado de la minería. Por el lado del gasto, en el primer trimestre, la principal diferencia se concentró en el consumo privado, con una importante caída de su componente durable, principalmente importado».

«Acorde con lo que muestra información de alta frecuencia, como las importaciones, esta caída se habría moderado en el segundo trimestre. La FBCF permanece estancada desde hace varios trimestres. El mercado laboral muestra un menor dinamismo, acorde con la evolución del ciclo económico, con una tasa de desempleo que se ubicó en 8,7% en el trimestre móvil terminado en abril. Todo esto en un contexto en que las percepciones sobre la economía de empresas y hogares siguen pesimistas», añade.

Junto con ello, resalta que «la inflación total y subyacente han disminuido, ambas de acuerdo con lo previsto. En mayo, la inflación total disminuyó a 8,7% anual, descenso que ha seguido siendo impulsado principalmente por los componentes volátiles y de bienes. Por otra parte, la variación anual de la inflación subyacente ha caído de forma más lenta y acotada, alcanzando 9,9% anual en el mismo mes».

Respecto de las expectativas de inflación a dos años plazo, el ente rector subraya que «tanto la Encuesta de Expectativas Económicas (EEE) como la Encuesta de Operadores Financieros (EOF) se encuentran en 3%».

«Los movimientos del mercado financiero local han estado alineados con expectativas de que la política monetaria irá reduciendo su nivel de restrictividad. Destaca que las tasas de corto plazo han caído de forma importante, descenso mucho más acotado para las tasas de largo plazo. El tipo de cambio ha fluctuado en torno a $800 en los últimos días. El crédito bancario sigue acotado», añade.

En cuanto plano global, el Central reconoce que «la inflación ha seguido descendiendo, pero la inflación subyacente lo ha hecho de forma más lenta. Los datos de actividad del primer trimestre superaron lo esperado, en especial en China. No obstante, las perspectivas de crecimiento mundial para este y el próximo año se mantienen débiles. Esto en un contexto donde las condiciones financieras se mantendrán estrechas, la incertidumbre permanecerá elevada y se anticipa una política monetaria más restrictiva en las principales economías ante el desafío de reducir la inflación».

«Los mercados financieros globales han mostrado movimientos mixtos. Desde la última Reunión, las tasas de largo plazo en los países desarrollados han mostrado aumentos acotados, en contraste a los descensos observados en emergentes. Los mercados bursátiles, en general, cotizaron al alza. Los precios de las materias primas evolucionaron de forma heterogénea. El precio del cobre ha mostrado vaivenes y se ubica en torno a US$3,8 la libra, algo por sobre el nivel de la última Reunión. El precio del barril de petróleo retrocedió a US$72 (promedio WTIBrent)», cerró el Banco Central.

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =