Internacional

La Justicia rechaza el acuerdo de culpabilidad entre hijo de Biden y la Fiscalía de Estados Unidos

Europa Press

Hunter Biden, hijo del presidente Joe Biden, pactó en junio con la Fiscalía declararse culpable de varios delitos federales para poner fin a unas acusaciones que incluyen desde irregularidades fiscales a un cargo relativo a posesión de armas.

La Justicia de Estados Unidos ha rechazado este miércoles el acuerdo de culpabilidad alcanzado hace poco más de un mes entre el Hunter Biden, hijo del presidente estadounidense, Joe Biden, y la Fiscalía del país y en virtud del que reconocía una serie de delitos fiscales para evitar la cárcel.

La jueza de distrito de Delawere Maryellen Noreika, encargada de la vista judicial contra el hijo del presidente, ha fallado en contra de aceptar el acuerdo de culpabilidad ratificado entre Hunter Biden y el Departamento de Justicia estadounidense, a los que ha solicitado escritos adicionales para explicar la estructura del pacto.

Hunter Biden, por su parte, se ha declarado no culpable de los delitos que se le imputan, cambiando así su versión de los hechos tras ver como el polémico acuerdo alcanzado con la Fiscalía se ha venido abajo por las reticencias de la jueza Noreika.

El hijo del mandatario pactó en junio con la Fiscalía declararse culpable de varios delitos federales para poner fin a unas acusaciones que incluyen desde irregularidades fiscales a un cargo relativo a posesión de armas. Hunter Biden admitía así errores en su declaración fiscal a cambio de evitar un hipotético ingreso en prisión.

Ahora este pacto se ha venido abajo y la defensa del acusado ha intentado proponer un nuevo acuerdo en virtud del que este se declaraba culpable de delitos fiscales, consumo de drogas y posesión de armas entre los años 2014 y 2019, renunciando además a protección frente a posibles futuros cargos.

La jueza Noreika ha calificado de «inusual» la parte de acuerdo original en la que se abordaba el asunto de la posesión de armas de Hunter Biden y que resolvía el caso con un programa de desviación para el hijo del presidente, una suerte de programa de rehabilitación para remediar el comportamiento delictivo.

«Normalmente no hacemos públicos los acuerdos de desviación», ha manifestado la jueza, refiriéndose así a la decisión de las partes de hacer público este aspecto del acuerdo de culpabilidad alcanzado hace ya más de un mes.

Tras aquel acuerdo, las principales figuras del Partido Republicano, con el expresidente Donald Trump a la cabeza, salieron al paso para criticar la decisión de la Fiscalía, denunciar un supuesto «doble rasero» de la Justicia y acusar al presidente Biden de interferir en la Justicia y atentar contra la división de poderes.

La Casa Blanca dice que es un «asunto personal»

Las reacciones no se han hecho esperar y rápidamente la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, ha aclarado que «Hunter Biden es un ciudadano privado y este era un asunto personal para él. «Este caso fue gestionado de forma independiente (…) por el Departamento de Justicia bajo el liderazgo de un fiscal designado por el expresidente Trump».

«Como hemos dicho antes, el presidente y la primera dama (Jill Biden) aman a su hijo y lo apoyan mientras continúa reconstruyendo su vida», ha añadido Jean-Pierre, repitiendo las declaraciones vertidas por la Casa Blanca cuando se conoció el acuerdo alcanzado entre Hunter Biden y la Fiscalía.

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − siete =