Internacional

Presidente Lula visita nuevamente las áreas afectadas por inundaciones

Presidente Lula visita nuevamente las áreas afectadas por inundaciones
El mandatario anunció un conjunto de medidas de apoyo económico destinadas a los trabajadores afectados por la catástrofe.

Presidente Lula visita nuevamente las áreas afectadas por inundaciones

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, realizó una nueva visita a las comunidades devastadas por las recientes inundaciones en el estado de Río Grande do Sul.

Durante su recorrido el jueves 6 de junio, el mandatario anunció un conjunto de medidas de apoyo económico destinadas a los trabajadores afectados por la catástrofe.

Con más de 170 víctimas mortales y medio millón de personas aún desplazadas, la situación en Río Grande do Sul sigue siendo crítica.

En respuesta, el presidente Lula da Silva ha prometido que el gobierno federal proporcionará el equivalente a un salario mínimo de 1.412 reales (aproximadamente 271 dólares o 247 euros) durante dos meses a 434.000 trabajadores de empresas que aún no han podido retomar sus actividades, condicionado a la preservación de los empleos.

Este anuncio se suma a un paquete de ayuda previamente declarado que asciende a más de 70.000 millones de reales (13.500 millones de dólares o 12.280 millones de euros), el cual incluye subsidios directos, créditos facilitados y otras formas de asistencia financiera para abordar la emergencia.

Frustración con la burocracia

Hasta la fecha, las inundaciones han resultado en al menos 172 fallecidos y 41 desaparecidos, impactando al 80% de los municipios del estado. Actualmente, hay 572.780 personas evacuadas, con 30.442 alojadas en refugios temporales.

En su cuarta visita a la región desde el comienzo de las lluvias torrenciales a principios de mayo, el presidente Lula expresó su frustración con la burocracia que ha retrasado la asistencia necesaria frente a “la violencia del cambio climático”.

Lula a familias “no están solos”

El presidente se dirigió a la ciudad de Cruzeiro do Sul, una de las más golpeadas por la tragedia, donde aproximadamente la mitad de sus 13.000 residentes aún no han podido volver a sus hogares.

En particular, en el barrio de Passo de Estrela, se estima que muchas familias no podrán regresar, ya que 600 de las 850 viviendas han sido completamente arrasadas por las inundaciones.

Durante su visita, Lula da Silva se reunió con varios residentes afectados y, entre los escombros, les aseguró que “no están solos”. Reafirmó el compromiso del gobierno de trabajar “arduamente” en un plan de reconstrucción de viviendas e infraestructura.

Sin embargo, hizo hincapié en que “la reconstrucción se llevará a cabo de manera responsable”, asegurando que las nuevas viviendas se construirán lejos de las zonas propensas a inundaciones para prevenir futuros desastres.

“La naturaleza nos ha dado una advertencia y debemos atenderla, reconstruyendo en lugares más seguros para evitar la repetición de tales eventos”, concluyó Lula.

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo