Política

Segundo intento para reemplazar la Constitución

Sofía Martínez

Encuestas anticipan un rechazo a la propuesta de nueva Constitución en el próximo plebiscito del 17 de diciembre.
Consejo Constitucional

Este es el segundo intento por aprobar un texto que reemplace la actual Constitución aprobada en dictadura. En la pasada Convención la propuesta fue rechazada por un 62% en el plebiscito de septiembre del año pasado. Este segundo intento, verá el próximo 17 de diciembre si nuevamente fracasa un intento de nueva Constitución.

Sin embargo, las encuestas anticipan que podría recibir otro rechazo. La última encuesta Criteria, demostró que un 48% de los encuestados se mostró “en contra” del nuevo texto constitucional. El resultado supera por 30 puntos a quienes sí están por aprobar en diciembre próximo. Cadem por su parte, refleja que el 51% de las personas estaría por la opción en “En Contra”.

Políticos y sorpresas

Por su parte, y al igual que la vez pasada, varios políticos han dado a conocer sus posturas frente al plebiscito. Si bien, algunos siguen en la senda de su postura hay otros que dieron una sorpresa.

Pese a que la inclinación mayoritaria de los partidos y fuerzas de la oposición es votar por el A Favor en el Plebiscito del 17 de diciembre, algunos parlamentarios del sector han anunciado ya su voto En Contra de la propuesta constitucional. Postura a la que en los próximos días se sumarán otros.

Republicanos…No todos «A Favor»

Uno de los que optó por rechazar el texto es el senador de republicanos Rojo Edwards, pese a que su partido se declaró hace unos días por aprobar el documento, en cuya elaboración sus consejeros tuvieron un rol protagónico.
«Aprobar este texto traería quizás una década adicional de gran incertidumbre, dado que en su implementación el Presidente tendrá que enviar 30 leyes al Congreso. Además para un texto sin acuerdo las interpretaciones que tendrá que realizar un izquierdizado Tribunal Constitucional serán muchas, además se van a judicializar los derechos sociales, crea un Estado social y democrático que de derecho que se opone al Estado con rol subsidiario que nosotros apoyamos», sostuvo Edwards.

A su juicio, «debido al poco tiempo que se le dio a los consejeros, este texto de Constitución quedó con forados de funcionamiento muy grandes, va a ser crecer el Estado, vamos a terminar endeudados y yo no creo que volvamos a crecer como lo hicimos del 85 al 2013, por eso que cada vez más somos quienes desde la centroderecha nos sumamos al En Contra».

Ante la postura del senador, desde el partido han insistido en cuál es la posición institucional de la tienda y en que más allá de las opiniones personales, distinto es sumarse a una campaña en la dirección contraria.

Lagos va «en contra»

El expresidente Ricardo Lagos, a diferencia del proceso anterior -donde no dejó en claro su postura respecto a la propuesta constitucional de la Convención- expresó que siente “una gran decepción ante la forma como ha concluido este proceso para crear una nueva Constitución” y reveló que votará “En Contra” del proyecto de nueva Constitución emanado del Consejo Constitucional.

El exjefe de Estado dijo, en entrevista con el diario El País, que el texto que se está entregando es “partisano”.
“Yo siento una gran decepción ante la forma como ha concluido este proceso para crear una nueva Constitución. Lo que tenemos hoy es el texto de un sector que se cree con el derecho de imponer su veto al resto de los chilenos“, aseguró.

En ese sentido, el otrora mandatario dijo que estaba por la opción “En Contra”.

“Estoy por el rechazo, porque no veo que esta propuesta constitucional nos ayude a cohesionarnos como chilenos, como sociedad. Es un texto que, a pesar de todo lo que hizo la Comisión de Expertos en favor de lograr un consenso, fue desarticulado en la etapa final por el Consejo Constitucional”, zanjó.

La expresidenta Michelle Bachelet se encuentra estudiando la propuesta de nueva Constitución

En los meses previos, la otrora Mandataria ha estado atenta al rumbo que tomó el nuevo proceso constituyente e incluso en agosto manifestó estar a favor del anteproyecto de nueva Carta Magna que se trabajó en la Comisión Experta y que fue aprobada con votos desde el PC al Partido Republicano. “Yo me leí entero el anteproyecto, no sé cuántos chilenos se van a leer el proyecto que salga, pero yo si fuera algo parecido a esto votaría a favor”, dijo en la ocasión.

Que Bachelet rechace la propuesta de nueva Constitución no es sorpresa dentro del oficialismo, en donde dan por sentada su postura final. Sin embargo, lo que hoy está en estudio es el timing con el que saldrá a anunciar su voto -y si es que efectivamente lo hará-, ya que durante las próximas semanas se encontrará con una agenda internacional copada.

En tanto, el expresidente Sebastián Piñera, abordó lo que ha acontecido en el Consejo Constitucional y lo que deparará de cara al plebiscito de diciembre. Al ser consultado por si votará a favor de la nueva propuesta constitucional, señaló que “sí, creo que la propuesta de la Comisión Constitucional no solo es infinitamente mejor que la propuesta de la fallida Convención constitucional, sino también mejor que la actual Constitución”.

Casi nulas opciones para un tercer proceso

El Gobierno de Boric prácticamente ha descartado que, en el caso de rechazarse el nuevo texto, exista otro proceso constitucional en su Administración. “Difícilmente habría condiciones en este Gobierno”, sostuvo la ministra Camila Vallejo.

Y si bien hay un consenso bastante transversal en el mundo político de que, al menos, hay que tomarse unas “vacaciones constitucionales”, el Partido Comunista ha mostrado su interés por continuar de inmediato. “Ningún Gobierno, ni este ni el que venga, puede dar por finalizado un proceso constituyente que le pertenece al pueblo, porque no corresponde que los gobiernos que están en entredicho sean los que definan si los procesos constituyentes se hacen o no se hacen”, afirmó el alcalde, Daniel Jadue.

 

 

Desmembrando la propuesta Constitucional

El texto está listo y a disposición de la ciudadanía para leerla. Sin embargo, aquí les contamos con puntos centrales y más polémicos escritos en esta nueva propuesta:

Subsidiariedad y Estado social

En el artículo primero los consejeros hicieron una combinación entre dos principios. Por un lado, la consagración, de manera reforzada, de los componentes del principio de subsidiariedad, y por otro lado, la base institucional que define a Chile como un Estado social.

Este artículo tiene seis incisos. En primer lugar viene la dignidad de la persona humana y a continuación el reconocimiento de que la familia es el núcleo de la sociedad. Después, se consagra el Estado social, con provisión mixta, desarrollo progresivo de los derechos sociales y sujeción al principio de responsabilidad fiscal. Posterior, viene la autonomía de los cuerpos intermedios. El quinto inciso es para el principio de servicialidad del Estado.

El último inciso es para la siguiente cláusula: “El Estado promoverá las condiciones de justicia y solidaridad para que la libertad, derechos e igualdad de las personas se realicen, removiendo los obstáculos que lo impidan o dificulten, con pleno respeto a los derechos y garantías que esta Constitución reconoce”.

Cinco derechos sociales

La propuesta incluye cinco derechos sociales: salud, vivienda, agua y saneamiento, seguridad social y educación. En el marco de las garantías de los derechos y libertades se establece que “solo la ley podrá limitar o restringir el ejercicio de los derechos fundamentales”. Respecto de estos cinco derechos, se podrá recurrir vía recurso de protección para exigir el cumplimiento de las prestaciones sociales respectivas.

Objeción de conciencia

La objeción de conciencia se consagra como derecho fundamental con rango constitucional, en el marco de la libertad religiosa. Se especifica que la ley regulará su ejercicio.

Congreso

Se achica el tamaño de la Cámara de 155 a 138 diputados y se mandata al Servel a redistritar el sistema con una nueva magnitud de distritos. Las zonas electorales repartirán entre dos a seis escaños. En un plazo de 18 meses el Servel debe elaborar el redistritaje. Posteriormente, lo enviará al Congreso para que sea tramitado por una comisión bicameral. Si tras 18 meses no ha sido despachado, regirá de inmediato la propuesta del Servel. Esas reglas tendrán su primera aplicación en la elección de diputados de 2029.

Todo parlamentario que renuncie al partido por el cual fue electo, perderá su escaño. Las colectividades que quieran participar de la distribución de escaños luego de una elección parlamentaria deberán conseguir al menos el 5% de los votos obtenidos a nivel nacional.

En el marco del derecho a reunión:

La propuesta explicita que quienes se “reúnan deberán respetar los derechos de quienes no sean parte de la reunión y la propiedad pública y privada”.

Tribunal Constitucional

El Tribunal Constitucional tendrá 11 ministros que se irán renovando uno por cada año. Para nombrarlos, con previo concurso público, la Corte Suprema tiene que elaborar una quina. El Presidente de la República escoge dos nombres y los envía al Senado.

La Cámara Alta, con un quórum de 3/5, deberá escoger a un solo candidato. El control preventivo sustantivo quedó con quórum de 3/5. El plazo máximo para activarlo es hasta 10 días después de despachado el proyecto de ley y antes de su promulgación, pero siempre una vez que haya terminado el proceso legislativo.

Finalmente, si el TC acoge el requerimiento, debe reenviar el proyecto objetado, para que el Congreso arme una comisión mixta para resolver los problemas de constitucionalidad. El quórum para los requerimientos de inconstitucionalidad sobre un precepto legal declarado inaplicable quedó de 3/4.

Salud

 Se garantiza que “cada persona tendrá el derecho a elegir el sistema de salud al que desee acogerse”, sea estatal o privado. A su vez, se mandata a la ley a crear un plan de salud universal sin discriminación por edad, sexo o preexistencia médica, que será ofrecido por instituciones estatales y privadas. Este proyecto de ley deberá ser enviado al Congreso “antes del primer día del cuarto año de la entrada en vigencia” de la eventual nueva Constitución.

Vivienda

En el marco de este derecho, el Consejo aprobó la exención del pago de contribuciones a la vivienda principal. El fin de este impuesto territorial será automático, “a razón de un 20% anual hasta su implementación total al quinto año”. Seis meses después de entrada en vigencia la nueva Constitución, el Ejecutivo deberá enviar un proyecto de ley para regular las excepciones de quienes sí deben pagar. Dicha excepción debe fundarse en el “alto avalúo fiscal de la vivienda principal y los ingresos del contribuyente y de su familia”.

Antes de los 12 meses desde que entre en vigencia la nueva Carta Fundamental, el Presidente deberá ingresar otro proyecto de ley para crear un mecanismo que compense los recursos que dejará de recibir el Fondo Común Municipal.

Las pensiones

El texto establece que las personas tendrán propiedad sobre sus cotizaciones previsionales y el derecho a elegir la institución, estatal o privada, que los administre e invierta. Esos fondos no podrán ser expropiados o apropiados por el Estado.

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =