Internacional

¿Austeridad? Carlos III renunció a su finca en Gales para reducir los gastos de la casa real

Londres, Reino Unido

Agencias

El ahora monarca usó con frecuencia la casa campestre como base para sus visitas a Gales, donde pasó parte de sus estudios, pero tras convertirse en rey prevé muchas menos estancias en el lugar.

El rey británico, Carlos III, renunció a una propiedad en Gales para comenzar así un proceso de reducción de los gastos derivados de sus numerosas residencias, según informa hoy el diario The Telegraph.

Carlos III adquirió la finca de Llwynywermod, en el suroeste de Gales, en 2007 a través del ducado de Cornwall, que ostentó como heredero a la Corona durante más de 70 años, de acuerdo a la misma fuente.

El ahora monarca usó con frecuencia la casa campestre como base para sus visitas a Gales, donde pasó parte de sus estudios, pero tras convertirse en rey prevé muchas menos estancias en el lugar.

Una vez que el ducado de Cornwall pasó a manos de su primogénito, William, como heredero, el rey pagó un alquiler por su uso, que dejará de ser efectivo este verano.

Fuentes de la casa real explicaron a The Telegraph que Carlos III sigue siendo un «apasionado» de esa región británica, pero que es «improbable» que pueda visitarla con la misma asiduidad.

Tras la ceremonia de la Coronación, que tuvo lugar hace ahora casi un mes, el equipo de asesores del rey abrió una reflexión sobre qué hacer con la multitud de propiedades de Carlos III, como las de Highgrove, Birkhall, Clarence House, Sandringham y Balmoral, así como las residencias oficiales del palacio de Buckingham y el castillo de Windsor.

Una de las alternativas que se barajan es ampliar el acceso del público a algunas de esas instalaciones para contribuir a los costos de su mantenimiento.

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − siete =