Política

“Caso Polologate” Ministra de La Mujer cuestiona mal uso del feminismo: “La diputada Pérez le hace un flaco favor a la lucha de las mujeres

Santiago, Chile.

Mario López M.

La ministra Antonia Orellana (Comunes y única ministra del FA en el Comité Político), hizo un alto en sus tareas en medio de la emergencia climática, para referirse al caso que hoy salpica al gobierno y que, al parecer, recién comienza a ventilarse.

SORORIDAD V/S SONORIDAD

A juicio de la titular de la Mujer, «la sororidad en política» no tiene que ver con «evadir responsabilidades políticas». Remarca que el financiamiento irregular de la Fundación Democracia Viva «quiebra la confianza de las personas» y agrega que los involucrados aún «no dimensionan el daño que le han hecho al Frente Amplio».

La sororidad en política tiene que ver con no ocupar estereotipos que tradicionalmente se nos han asignado. No evadir responsabilidades políticas.

En entrevista con La Tercera, Orellana, quien ya antes y frente a la supuesta superioridad moral alegada por el fundador de Revolución Democrática y también ministro Giorgio Jackson, había dicho que no creía en las “escalas diferentes” entre generaciones, entró de lleno en la polémica que ha generado el caso de Democracia Viva, las fundaciones de RD y sus negocios con el gobierno que han significado miles de millones de pesos de erario público traspasados sin control a organismos relacionados con partidos de gobierno.

QUIEBRE EN LAS CONFIANZA DE LAS PERSONAS

“Creo que como sector crecimos principalmente en base a dos ideas. Una, ofrecer una opción de izquierda alternativa a la Socialdemocracia como a la izquierda comunista. Y, por otro lado, también como una respuesta a un malestar creciente por los escándalos de financiamiento en la política. Por eso es que tenemos que ser muy duros con cualquier atisbo de corrupción. Porque eso mina nuestras posibilidades como gobierno. No es solamente un delito, sino que también quiebra la confianza de las personas. Es una de las cosas más graves”, aseguró.

Respondiendo al diputado Jaime Mulet, quien frente al tema aseguró hace poco que “mientras más alto está el santo, se rompe en más pedazos cuando cae del altar”, señaló la ministra: “Nosotros mismos tenemos una percepción de que esto es inaceptable», dijo.

Recordó que «Cuando salió el escándalo, yo estaba en Washington. Estaba asistiendo como vicepresidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres a la Asamblea General. Y estuve conversando, por ejemplo, con el alcalde Tomás Vodanovic. Los alcaldes de RD tuvieron una reacción muy categórica y pidieron que no hubiera ningún tipo de blindaje y se establecieran las responsabilidades penales, administrativas y también políticas. Independiente del estándar con el que otros nos evalúen, es nuestra reacción la que debe ser categórica. El ministro Carlos Montes entregará los antecedentes reunidos a la fiscalía para que investigue con total independencia”, afirmó.

Acerca del intento de deslindar responsabilidades de la diputada Catalina Pérez en “dos hombres adultos”, uno de los cuales era su pololo y el otro su ex jefe de gabinete, apelando al tema de género o deslizar que hay un tema de género detrás, la ministra fue enfática: “La sororidad en política tiene que ver con no ocupar estereotipos que tradicionalmente se nos han asignado. No evadir responsabilidades políticas. Yo creo que -Pérez- le hace un flaco favor en la lucha de las mujeres”, concluyó.

 

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =