Nacional y economía

Cierre de Huachipato: Un golpe de incertidumbre

Sofía Martínez

Huachipato está sumida en una crisis que ya es de larga data, algo que había sido alertado en reiteradas ocasiones.
Siderúrgica Huachipato, Agencia UNO

Más de 22 mil trabajadores en total y sus familias deberán hacer frente al peor de los escenarios esperados, tras la salvaguardia otorgada por la Comisión Antidistorsiones y que desembocó en la suspensión gradual de las operaciones, en tres meses, de una de las más importantes industrias estratégica para el país y la Región: Huachipato.

La industria del acero local está sumida en una crisis que ya es de larga data, algo que había sido alertado en reiteradas ocasiones por la gerencia, directorio y trabajadores de esta planta ubicada en Talcahuano, región del Bío Bío.

La afectación tenía relación con una “competencia desleal” por parte del acero llegado del gigante asiático, que es hasta un 40% más barato.

Se estima que al día estaba perdiendo “cerca de US$1 millón”, ya que la operación estaba siendo “insostenible” en el tiempo.

El proceso de suspensión paulatino de la actividad siderúrgica tendría una duración de tres meses, aproximadamente.

“Trabajemos juntos para evitar el cierre”

Héctor Medina, presidente del Sindicato número 1 de la siderúrgica Huachipato, manifestó que “dada la situación expuesta en los comunicados oficiales de la Compañía Siderúrgica Huachipato, respecto de la suspensión indefinida de las operaciones comunicamos que los sindicatos 1 y 2 nos reunimos con el presidente del directorio de CAP, Julio Bertrand, y el gerente general César Garrido para reunir mayores antecedentes”.

A lo anterior, el dirigente sindical de la usina adelantó también que “citaremos a una asamblea conjunta para el jueves 28 en el sindicato 1 donde se informará a los asociados de los alcances de la decisión tomada por la matriz CAP S.A. y las gestiones que las organizaciones sindicales realizará para revertir ante el Gobierno esta decisión”.

En conversación con Está Pasando Medina planteó que “se está discutiendo la posibilidad de cerrar la empresa o aplicar un arancel del 25%, lo cual nos tomó por sorpresa y nos dejó perplejos. Siempre hemos pedido un arancel del 25% para salvar la empresa, y estamos trabajando para evitar el cierre”.

Como sindicato “estamos trabajando todos juntos, incluido el gobierno y los parlamentarios, para revertir esta situación. La empresa también está involucrada en buscar soluciones para evitar el cierre”, comentó Medina

Además, asegura que el Gobierno tiene una responsabilidad política en este tema, “ya que no ha aprobado el arancel del 25%. Estamos trabajando para que el gobierno actúe y evite el cierre de la empresa”, planteó.

Desde el sindicato hicieron un llamado a los trabajadores a estar unidos, “trabajemos juntos para evitar el cierre de la empresa. Con la actitud positiva y el esfuerzo de todos, podemos encontrar una solución”, mencionó Héctor, quién lleva 47 años en la empresa.

La suspensión afectaría a 88.000 personas

Según un estudio realizado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC), el cierre de Huachipato afectaría a alrededor de 88 mil personas en la Región.

El análisis realizado indica, según el sitio web de la universidad, que el empleo directo e indirecto de la usina asciende a más de 22.000 personas y el impacto de la suspensión afectaría a 88.000 personas, equivalente a un 8,9% de la población de la Provincia de Concepción.

Del mismo modo, el informe agrega que la firma se vincula con 1.090 Pymes, de las cuales 700 son chilenas y 350 de la Región del Biobío (con ventas que superan los US$339 millones por año).

Además, informa que, según datos de la Municipalidad de Talcahuano, Huachipato paga $2.000 millones en patentes municipales, siendo el principal contribuyente local, pues representa el 10% del total.

Para Claudio Parés, doctor en Economía, académico de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas (Facea) de la Universidad de Concepción y subdirector del Informe Económico Regional (IER), señaló que “más allá de la suspensión de actividades por parte de Huachipato, la mantención de la sobretasa al acero chino fue visto con buenos ojos por los especuladores, que ya apostaban por un declive más rápido de la compañía”.

En cuanto al impacto en la Región, el subdirector del Informe Económico Regional (IER) planteó que “el cierre de la compañía recuerda el momento en que el Estado debió cerrar las minas del carbón. Fue un golpe duro para la zona, pero, a diferencia de aquella vez, Huachipato ha entregado muchas más herramientas a sus trabajadores y la comunidad como para plantear un nuevo comienzo”.

“Una bomba atómica para la economía”

«La cesantía en la Región del Biobío hoy día bordea el 8%», señaló el gobernador regional Rodrigo Díaz.

En esa línea, explicó que «cuando se mide la cesantía por el INE, se mide por aquellas personas que están buscando empleo, no por aquellos que efectivamente no lo tengan».

«Hoy día tenemos una crisis de informalidad y de cesantía que es mucho mayor a las cifras que originalmente nos entrega el INE. Si nosotros estimamos la pérdida de 22 mil puestos de empleos, podríamos superar en 4 puntos porcentuales más», aclaró.

El alcalde de Talcahuano Henry Campos (UDI) fue más allá y advirtió que «si Huachipato dejara de operar hay aproximadamente 3.500 trabajadores que están en sus primeros anillos de trabajo, que no están en las pymes y que dejarían de recibir 70 millones de dólares al año. 70 millones que mueve la economía local».

«Esto es una bomba atómica a la economía local, sería terrible», manifestó.

Gobierno intentará revertir cierre 

El ministro de Economía, Nicolás Grau expresó que “lamentamos la decisión anunciada por el directorio de la Compañía Siderúrgica de Huachipato, respecto a la suspensión indefinida de sus operaciones”.

Asimismo, agregaron que lo anterior “ocurre en un complejo escenario internacional para el mercado del acero y a pesar de la decisión de la Comisión Antidistorsiones de recomendar la aplicación de sobretasas arancelarias provisorias para la importación de productos de acero de origen chino. Esta propuesta de sobretasas provisorias corresponde a la más alta en décadas “.

“El Ministerio de Economía ha sostenido conversaciones con la empresa y han convenido estudiar alternativas que permitan darle continuidad a la operación», concluyeron.

Siderúrgica Huachipato

La Siderúrgica Huachipato es una empresa chilena con sede en la ciudad de Talcahuano, que se dedica a la producción de acero. En los últimos años, ha sido centro de atención debido a varios incidentes y controversias.

2018: Huachipato fue objeto de una investigación por presuntas irregularidades en la gestión de sus residuos contaminantes, lo que llevó a la suspensión de algunas de sus operaciones y a la imposición de multas por parte de las autoridades ambientales.

2019: la siderúrgica también enfrentó críticas por parte de distintos grupos ambientalistas y comunidades locales, que denunciaban la contaminación generada por sus procesos productivos y la falta de medidas para mitigar sus impactos en el entorno.

2020: Huachipato volvió a ser noticia debido a un incendio que se produjo en sus instalaciones, generando preocupación por posibles riesgos para la población y el medio ambiente. Afortunadamente, no se reportaron heridos graves ni daños mayores.

La Siderúrgica Huachipato ha estado en el ojo público debido a una serie de incidentes y controversias relacionadas con su gestión ambiental y la seguridad de sus operaciones.

Hoy enfrenta una crisis mucho mayor, que conlleva una tragedia económica para la región.

 

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =