Nacional y economía

En Chile hay 842.305 personas desocupadas según el último informe del INE

Agencias

El Instituto Nacional de Estadísticas de Chile (INE) informó este jueves que la tasa de desocupación durante el trimestre febrero-abril de 2024 fue del 8,5%.
En la región Metropolitana la tasa de desocupación del trimestre trimestre móvil abril-junio alcanzó 9,0%.

El desempleo en Chile durante del trimestre móvil abril-junio alcanzó el 8,5 por ciento. Se mantiene en el mismo nivel del período inmediatamente anterior (marzo-mayo), pero representa un aumento en el último año, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadísticas.

El ascenso de 0,7 puntos porcentuales en doce meses (octavo incremento anual después de continuas disminuciones desde marzo-mayo 2021). es producto del alza de la fuerza de trabajo (3,0 por ciento), que fue mayor a la presentada por las personas ocupadas (2,2 por ciento).

El indicador se traduce en que hay 842.305 personas desocupadas, un incremento de 12,5 por ciento respecto al mismo trimestre de 2022, incidido por quienes se encontraban cesantes (13,6 por ciento) y quienes buscan trabajo por primera vez (0,9 por ciento).

En la región Metropolitana la tasa de desocupación del trimestre en análisis alcanzó 9,0%, aumentando 0,8 pp. en doce meses, dado que el alza de la fuerza de trabajo (2,9%) fue mayor al incremento de las personas ocupadas (2,0%). En el mismo período las personas desocupadas crecieron 12,3%, incididas principalmente por quienes se encontraban cesantes.

Durante el trimestre móvil abril-junio de 2023, de acuerdo con la información registrada en la Encuesta Nacional de Empleo (ENE) que elabora el INE, las tasas de participación y de ocupación volvieron a aumentar (aunque a un menor ritmo) y se situaron en 60,9% y 55,7%, creciendo 1,2 pp. y 0,7 pp., respectivamente (respecto al año anterior).

Por otro lado, “la población fuera de la fuerza de trabajo disminuyó 2,2%”, detalló el INE.

En las mujeres, la tasa de desocupación se situó en 8,9%, aumentando 0,5 pp. en doce meses, en tanto que las tasas de participación y ocupación se situaron en 51,5% y 46,9%, avanzando 1,8 pp. y 1,4 pp., en cada caso.

“En los hombres, la tasa de desocupación fue de 8,2%, con un alza de 0,8 pp., mientras que la tasa de participación creció 0,6 pp. y la tasa de ocupación no presentó variación”, agregó el INE.

El INE sostuvo en su reporte que el alza de las personas ocupadas fue incidida tanto por las mujeres (4,1%) como por los hombres (0,9%).

Los sectores que contribuyeron al aumento fueron actividades de salud (13,2%), comercio (3,3%) y administración pública (8,2%), mientras que los sectores que presentaron los principales descensos fueron construcción (-5,9%), hogares como empleadores (-10,0%) y actividades inmobiliarias (-24,3%).

Por categoría ocupacional incidieron positivamente las personas asalariadas formales (2,2%), asalariadas informales (7,3%) y trabajadoras por cuenta propia (1,2%).

Por último, de acuerdo al informe, la tasa de ocupación informal se ubicó en 27,2%, aumentando 0,1 pp. en doce meses.

Las personas ocupadas informales “crecieron 2,5%, incididas por las mujeres (5,4%) y los hombres (0,2%)”.

Otro dato entregado por el INE dice relación con el volumen de trabajo, medido en doce meses a través del número total de horas efectivas trabajadas por las personas ocupadas, ascendió 1,5%, en tanto que el promedio de horas trabajadas llegó a 38,1 horas.

La tasa combinada de desocupación y fuerza de trabajo potencial (que mide el número de personas desocupadas más personas iniciadoras disponibles e inactivos potencialmente activos) alcanzó 16,3%, con un alza de 1,1 pp. en el período (octavo incremento consecutivo). En los hombres se situó en 14,6% y en las mujeres, en 18,3%. La brecha de género fue 3,7 pp.

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 5 =