Nacional y economía

Enfermera imputada por ataque a colega: “Nunca en mi vida imaginé que iba a estar presa y más encima injustamente, porque yo soy inocente”

Santiago, Chile.

Agencias

El pasado lunes se revisó la medida cautelar de la enfermera, sin embargo, su petición para continuar el periodo de investigación en libertad, fue rechazada

«No soy partícipe de los hechos de violencia que pasaron, fue él el que los cometió (…) Yo no lo incentivé». Con esas palabras y desde la cárcel de San Miguel, Patricia Henríquez, imputada como autora intelectual del homicidio frustrado contra la enfermera Pola Álvarez, rompió el silencio en una expensa entrevista con CHV.

En ella, dijo ser víctima de injurias y calumnias e incluso afirmó que a futuro presentará acciones legales, ya que -desde su punto de vista- figura privada de libertad por mera «presunción».

«SOY INOCENTE»

La enfermera Patricia Henríquez, imputada como autora intelectual del homicidio frustrado contra su colega Pola Álvarez, entregó su versión del ataque que sufrió su par en 2022, tras salir de turno en la Clínica Cordillera.

“Nunca en mi vida imaginé que iba a estar presa y más encima injustamente, porque yo soy inocente”, partió afirmando la profesional. Luego, aseguró que “no han tenido nunca pruebas en mi contra, no las hay ni las habrá”.

El caso se remonta a la mañana del 26 de junio del año pasado, cuando Álvarez salió de su turno. Tras avanzar, fue apuñalada en reiteradas ocasiones por el conductor de una motocicleta. Rápidamente se le trasladó al mismo lugar en el que trabajaba, donde se logró salvar su vida.

«FUIMOS AMIGAS»

La investigación identificó a los dos supuestos involucrados: su colega y excompañera de trabajo, Patricia Henríquez; y la expareja de ella, Enrique Hanson, el supuesto conductor de la moto. La primera habría participado como autora intelectual y el segundo como autor material.

“Fuimos amigas, nunca la he amenazado (…) nunca la he tratado mal”, aseguró la mujer. Fue luego de que le diera covid, comentó, que la relación cambió, ya que su colega no habría empatizado con ella. Esto derivó en una serie de denuncias cruzadas por acoso laboral.

La imputada afirmó que su ahora expareja se molestó por las actitudes en contra de ella, a lo que él decidió “tomar la justicia por sus manos”. Sin embargo, sostuvo que ella no tuvo ninguna injerencia en ello y que no respalda lo que hizo.

«ÉL LOS COMETIÓ»

Según los antecedentes del Ministerio Público, Enrique Hanson merodeó afuera de la clínica la mañana del ataque. Antes y después del crimen sostuvo llamadas con Patricia. Los registros además demuestran que hubo varias que él no contestó.

“No soy partícipe de los hechos de violencia que pasaron, fue él el que los cometió. Él tiene discernimiento propio para hacer y deshacer dentro de lo que él cree que es correcto, pero yo no le dije, yo no lo incentivé”, insistió.

Otro punto que pesa contra Henríquez es un mensaje de WhatsApp en el que compartió un video de Pola a su entonces esposo. En la pieza audiovisual, según la enfermera, su par se estaba burlando de ella: “Me dice que si la rubia era Pola, porque como va a hacer turnos de manera esporádica, de manera part time, él no estaba seguro de si la conocía o no. Me pregunta si la rubia era Pola, le digo sí, la rucia es Pola, es lo único que le digo”, planteó Henríquez.

El Ministerio Público ha sostenido que dicho intercambio de mensajes permitió a Hanson identificar a su futura víctima, previo al ataque.

«FUERON TRES»

“Se dijo que habían sido 11, 12, 13 puñaladas y no, fueron tres. No estuvo en riesgo vital, estuvo termodinámicamente estable, estaba tan estable que se fue a pasear a todos los canales de televisión a hablar mal de mí”, criticó Henríquez. Lo anterior se contrapone a los señalado en el informe del Servicio Médico Legal, que estableció que la víctima recibió 11 cortes. Algunos de ellos superficiales.

Otro antecedente de la investigación es que el victimario sabía los horarios de Pola Álvarez. Información a la que podría haber accedido solamente, según el Ministerio Público, a través de un trabajador de planta.

“Yo sí o sí iba a estar fuera de mi casa y Patricia Henríquez lo sabía porque trabajaba en mi mismo turno y estos turnos extras que yo hacía de 24 horas me los dejaron fijos”, dijo Pola Álvarez en una entrevista a CHV en 2022.

RECHAZAN LIBERTAD

El pasado lunes se revisó la medida cautelar de la enfermera, sin embargo, su petición para continuar el periodo de investigación en libertad, fue rechazada. “No existe ninguna prueba concreta que vincule a Patricia Henríquez con el hecho que se le imputa”, enfatizó su abogado, Gabriel Cuevas. No pensó lo mismo el tribunal.

“Yo estoy acá por presunción y todo eso se va a ir abajo cuando yo me vaya a juicio oral”, indicó Patricia. Y continuó: “Después yo voy a realizar acciones legales como corresponde, de injurias y calumnias, contra todas las mentiras que ella ha realizado”.

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =