lo más leído

Estudiante asesinada durante la dictadura recibió título póstumo de profesora de Castellano

Marisol Vera se encontraba en Santiago, ciudad desde donde provenía, y fue asesinada, en el marco de la jornada de protesta nacional contra la dictadura pinochetista, el 4 de septiembre de 1985

En estos días donde se conmemoran los 50 años del Golpe, la Universidad de Tarapacá de Arica,  entregó el título póstumo como profesora de Castellano y el grado de Licenciada en Castellano a Marisol Vera Linares, quien fuera estudiante de la carrera de Pedagogía en Castellano de dicha universidad.

La significativa ceremonia  se realizó en el marco de la Conmemoración de los 50 años del Golpe de Estado Civil Militar y por solicitud de numerosas organizaciones y personas que demandaban este reconocimiento, dando paso así a una demanda de años por parte de su familia la que estuvo presente en este emotivo reconocimiento.

Marisol Vera se encontraba en Santiago, ciudad desde donde provenía, y fue asesinada, en el marco de la jornada de protesta nacional contra la dictadura pinochetista, el 4 de septiembre de 1985. Esto sucedió por balas que fueron disparadas desde una camioneta con uniformados, según consta en el Informe Retigg por decenas de testigos. Marisol tenía 22 años, sueños y esperanzas que fueron truncadas.

El acto simbólico donde se le hizo entrega póstuma del Título de Profesora de Castellano, contó con la participación de autoridades de la Universidad de Tarapacá, encabezadas por la rectora (s) Jennifer Peralta Montecinos, quién entregó las distinciones a su familia presente, Olga Linares, madre de Marisol, Patricio Macaya, hermano y su sobrina Javiera Marisol Macaya. El Acto contó con presencia de autoridades de gobierno y estudiantes de esos años universitarios de la década del 80.

Amiga de Marisol Vera

La iquiqueña, Alejandra Flores Carlos, ex Constituyente y ex presidenta del primer Centro de Alumnos democrático de la carrera de Pedagogía en Castellano y amiga de Marisol, señaló:

“Con Marisol, más allá de ser compañeras de carrera, éramos amigas. Nuestras raíces proletarias, historias de esfuerzos familiares para poder estudiar, las primeras en poder llegar a la Universidad, era un orgullo para nuestras familias y fue un punto de unión entre nosotras. También nos unieron las luchas y sueños por cambiar el estado de situación política,  económica y social restringida y discriminatoria que vivíamos en dictadura, por un Estado social más justo y con mayor dignidad para las personas. Nos arrebataron su joven vida, pero los ideales y convicciones siguen intactos con Marisol en la memoria”.

Dentro de las actividades conmemorativas de la Universidad de Tarapacá,  la Sala de clases 122 de la Facultad de Educación y Humanidades llevará el nombre de Marisol Vera Linares. Allí  fue descubierta una placa recordatoria con su nombre, junto a un poema de José Manuel Gaete, también ex estudiante de la carrera de Pedagogía en Castellano.

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =