Política

Jadue busca distraer la atención por formalización y ataca: «Algunos socialistas hoy son cómplices del golpe de Estado»

Agencias

En su programa que transmite a través de redes sociales, el alcalde de Recoleta ejemplificó con actos conmemorativos del golpe de Estado y enfatizó que «si Allende estuviera vivo, no sé cómo se enfrentaría a sus, entre comillas, excompañeros».
Daniel Jadue, alcalde de Recoleta.

Un disparo al voleo, sin especificar nombres o circunstancias, el alcalde y exprecandidato presidencial Daniel Jadue (PC),planteó que hay «algunos socialistas» que «hoy son cómplices del golpe de Estado», del que en septiembre se cumplirán 50 años y que a medida que se acerca la fecha se va tomando más espacios en el debate nacional.

Ello, en medio de la inminencia de su formalización por cohecho que el Fiscal Nacional, preguntado acerca del tema, no desmintió.

GRAVES ACUSACIONES A SOCIALISTAS

En su programa «Sin Maquillaje», que transmite a través de redes sociales, el edil enfatizó que «ésta no es una discusión del pasado, es una discusión de futuro», planteando la necesidad de continuar «disputando» el pasado para ganar el futuro.

Por lo mismo, propuso un «cambio de switch» para analizar la historia: «(Debemos) dejarnos de llorar a Allende y empezar a celebrar la vida de Allende, el programa de Allende, las realizaciones del Gobierno de Allende, que fue notable».

«Si no disputamos el pasado, dejamos que (ganen) los republicanos, la ultraderecha, la DC y algunos socialistas que hoy día son cómplices del golpe de Estado, que hacen alianzas con los que derrocaron a Allende», acusó.

No dio nombres, al momento de referirse a los socialistas que serían los cómplices del golpe.

Y hoy día, (algunos socialistas) los tienen como socios estratégicos (…) Si Allende estuviera vivo, no sé cómo se enfrentaría a sus, entre comillas, excompañeros, porque esto es muy doloroso, tiene que ser muy doloroso para quienes sienten amor profundo por Salvador Allende», sostuvo Jadue.

LA POLÉMICA EN EL MUSEO

Ejemplificó su punto con la exposición que la artista cubana Tania Bruguera, disidente del régimen castrista, realizará en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende (MSSA), en el marco de las actividades por la próxima conmemoración de los 50 años del golpe.

«Que una agente norteamericana (EE. UU.) disfrazada de artista venga a exponer al Museo de la Solidaridad Salvador Allende. O sea, los norteamericanos hicieron el golpe de Estado con los DC, con las fuerzas de derecha que hoy se agrupan en Chile Vamos. Tania Bruguera, según destacan en el MSSA, «es reconocida internacionalmente por sus propuestas en las que profundiza y cuestiona la relación entre el poder y los controles sociales» y que «hoy es considerada una voz crítica en su país y representa la lucha por la libertad de expresión y los derechos humanos».

Presentará la exposición Magnitud 11.9, «donde profundizará sobre los desafíos de la democracia», a partir de un trabajo que «incluyó la revisión de archivos, conversaciones con actores claves, así como la realización de una serie de encuentros con artistas, activistas, pensadores, periodistas, familiares de las víctimas, con quienes se reunió para compartir, pensar y sentir en colectividad».

DESINFORMACIÓN

La muestra, sin embargo, ha sido puesta en tela de juicio. Uno de sus mayores detractores ha sido Pablo Sepúlveda Allende, nieto del expresidente, quien hizo «un enérgico llamado tanto a la directiva como a las y los trabajadores del Museo para que se retracten de la grotesca provocación y reparen el insolente agravio hacia la imagen, memoria y legado de Salvador Allende que están cometiendo al organizar la exposición de la artista cubana Tania Bruguera».

A su juicio, la artista «sólo destaca porque su puesta en escena es contraria políticamente a la Revolución Cubana, esa misma Revolución que tanto Allende como millones y millones de personas en Cuba como en el mundo entero admiramos, defendemos y amamos» y, peor aún -dice- «cuando se cumplen 50 años del asesinato de Salvador Allende, quien muere empuñando el fusil que le regalara su entrañable amigo, el comandante Fidel Castro».

Ante los cuestionamientos, el Museo, en un comunicado donde defiende la exposición, consideró que «estos comentarios son reflejo fiel del escenario político actual, marcado por la desinformación y los prejuicios, y responden a un desconocimiento tanto del proceso creativo y la profundidad de la obra de la artista, como de la misión del MSSA».

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 11 =