Tendencias

Japón alcanzó la superficie lunar con la sonda SLIM, aunque con contratiempos en el aterrizaje

La sonda aterrizó y se posó de lado, dejando los propulsores apuntando hacia arriba y los paneles solares en una posición que no favorece la captación de energía solar

Japón se unió al selecto grupo de naciones que han logrado posar una sonda en la Luna. La misión de la sonda SLIM, terminó con un aterrizaje a tan solo 55 metros del objetivo designado.

Problemas en el aterrizaje

Sin embargo, la sonda no aterrizó en la orientación planificada y se posó de lado, dejando los propulsores apuntando hacia arriba y los paneles solares en una posición que no favorece la captación de energía solar.

El módulo, tras su descenso, acabó tumbado en la pendiente de un cráter lunar, adoptando una posición inclinada hacia el oeste a causa del vuelco.

Esta orientación ha resultado desfavorable para la disposición de los paneles solares, impidiendo la generación de la electricidad necesaria para sus operaciones.

Las imágenes remitidas por el robot LEV-2, que SLIM desplegó antes de su descenso, mostraron la sonda inclinada en un cráter lunar, lo que complica la generación de electricidad necesaria para sus operaciones.

La Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), responsable de la misión, proporcionó una imagen que detalla la posición actual de la sonda.

Las expectativas de actividad de SLIM dependen ahora de un cambio en la dirección de la luz solar antes de la inminente noche lunar, ya que no está preparada para sobrevivir a las bajas temperaturas que esto conlleva.

A pesar de los problemas de energía, la sonda logró enviar imágenes de baja resolución y datos de telemetría durante las dos horas y media que estuvo activa.

Estos datos son fundamentales para entender las causas del incidente y adaptar futuras misiones. La sofisticada cámara a bordo, destinada al análisis de las rocas lunares, se vio limitada por la falta de energía.

Shinichiro Sakai, responsable de la misión, reconoció en una rueda de prensa recogida por Reuters la situación no prevista y el desempeño de la sonda bajo estas circunstancias.

La sonda SLIM, denominada «francotirador lunar» por su capacidad de aterrizar con precisión, sufrió una falla en uno de sus motores principales en la fase final del descenso.

Japón en la luna

El acontecimiento deja a Japón como la quinta nación en conseguir un aterrizaje en el satélite terrestre, aunque la sonda enfrenta desafíos para su funcionamiento debido a su inclinación.

A pesar de ello, la precisión del aterrizaje reafirma la confianza de JAXA en su sistema de aterrizaje asistido por inteligencia artificial para futuras misiones.

Desde el comienzo del siglo XXI, China, la India y ahora Japón son los únicos países que han logrado aterrizajes en la Luna.

Otros intentos por parte de empresas privadas y misiones de Estados Unidos, Japón, Israel y Rusia no han tenido éxito. JAXA se muestra optimista sobre el potencial de su tecnología de aterrizaje para misiones espaciales venideras.

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 14 =