Internacional

Miles de manifestantes protestan contra Boluarte en la Tercera Toma de Lima

Continúan las manifestaciones para exigir la renuncia de la Presidenta Dina Boluarte y un adelanto electoral

Miles de personas se han manifestado este sábado en el centro de Lima para protestar contra el Gobierno de la presidenta Dina Boluarte en la conocida como Tercera Toma de Lima, una movilización de la oposición que ha terminado con graves disturbios con la Policía, que ha empleado medios antidisturbios.

Los manifestantes se concentraron en varios puntos de la ciudad como plazas Dos de Mayo y Bolognesi y desde allí marcharon hacia el Palacio Legislativo, sede del Congreso peruano, y la plaza San Martín, donde denuncian que los agentes cargaron contra mujeres aymaras y causaron al menos un herido de consideración, según recoge la cadena de televisión TeleSur.

Varias personas resultaron afectadas por los gases y tuvieron que ser asistidas pese a que los medios destacan el carácter pacífico de la movilización. Hay al menos un herido por recibir el impacto de un bote de gas lacrimógeno que ha sido trasladado a un hospital.

La Policía ha confirmado dos detenciones, una por el lanzamiento de un artefacto pirotécnico contra un policía, que resultó herido, mientras que la otra está relacionada con la realización de pintadas en la sede del Palacio de Justicia.

La Policía había realizado un importante despliegue para intentar impedir la protesta, prohibida por las autoridades, lo que no impidió la presencia de miles de manifestantes. Medios como ‘La República’ han denunciado que los agentes «intentaron evitar que la prensa registre lo que ocurría».

La protesta reclama la convocatoria de elecciones generales, una asamblea constituyente, el enjuiciamiento a los responsables de las muertes durante la represión de las protestas y la liberación del expresidente Pedro Castillo, detenido desde diciembre pasado.

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos de Perú ha denunciado que había policías encubiertos participando en detenciones y ha recordado que según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la ONU «todos los policías deben estar identificados durante las protestas». «El anonimato favorece los abusos y la impunidad», ha alertado.

La movilización está organizada por la Coordinadora Nacional Unitaria de Lucha (CNUL) y la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y a ella se han sumado vecinos de los alrededores de Lima y de regiones como Huánuco, Pasco y Juliaca, en el departamento de Puno.

Las protestas continuarán los días 26, 27 y 28 de julio, en ocasión del Día de la Independencia y de las fiestas patrias para denunciar el «autoritarismo» del actual gobierno y el «avance del fujimorismo».

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 18 =