Internacional

Orden de detención de la CPI: ¿Qué consecuencias tiene para Netanyahu?

Mario López M. Periodista

Licenciado en Ciencias de la Comunicación, Licenciado en Derecho y Abogado

Israel conocía el plan de Hamas según The New York Times
La investigación de la CPI no debe confundirse con la acusación de genocidio que han hecho algunos Estados contra Israel ante la CIJ.

Orden de detención de la CPI: ¿Qué consecuencias tiene para Netanyahu?

El lunes 20 de mayo, el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI) solicitó que se emitiera orden de detención contra el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

También contra su ministro de Defensa, Yoav Gallant, y tres líderes de Hamás, el grupo terrorista que desató el conflicto actual.

Cuál es la competencia de la CPI

Lo primero a tener en claro, es que la Corte Penal Internacional solo investiga a individuos.

Sólo actúa si una persona es sospechosa de ser responsable de uno de los cuatro crímenes principales:

Genocidio, crímenes de guerra graves, crímenes contra la humanidad o una guerra de agresión.

Qué tanto pesa lo solicitado por el Fiscal Khan

Una conclusión preliminar, diría que este anuncio tiene poco efecto coercitivo inmediato sobre el premier.

Partiendo porque debe ser ratificado por la propia CPI en su sala de Cuestiones Preliminares.

Además, son muchos los países que no han ratificado dicho tratado, entre ellos el mismo Israel, pero además Estados Unidos y otros estados de Europa.

Entonces, ¿Qué tanto importa lo resuelto por el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional?

Desde luego, que se haya puesto en un mismo plano a un Estado, Israel, con un grupo terrorista no reconocido internacionalmente, Hamás.

En lo simbólico, desastroso, casi humillante para Netanyahu. Ello es además, significativo desde un un punto de vista diplomático.

Las órdenes han sido emitidas por Karim Khan, fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, contra el propio primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y su ministro de Defensa, Yoav Gallant.

Lo acusan de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad

A la par, se solicitaron contra tres de los principales dirigentes de Hamás: Yahya Sinouar, jefe militar, Mohammed Deif, instigador del atentado del 7 de octubre, e Ismail Haniyeh, líder político de la organización islamista, refugiado en Qatar.

Les pesan los mismos cargos. Las imputaciones, sin embargo, no son lo mismo.

A Netanyahu y Gallant se les imputa por «inanición deliberada de civiles», «asesinato deliberado» y «exterminio y/o asesinato».

Ataque generalizado y sistemático contra civiles

«Afirmamos que los crímenes contra la humanidad mencionados en las solicitudes formaban parte de un ataque generalizado y sistemático dirigido contra la población civil palestina en cumplimiento de una política de la organización. Según nuestras conclusiones, algunos de estos crímenes se siguen cometiendo», dijo Khan al comunicar lo resuelto.

El fundamento, más que la acción militar en sí, se basa en la obstrucción a la ayuda humanitaria y a crear las condiciones que dieron paso al riego de hambruna en Gaza.

En lo militar, la investigación busca establecer la intención de matar deliberadamente a civiles. la proporcionalidad de armas es importante para la CPI.

Hamás aportó sus propias pruebas para autoincriminarse

Por su parte, los cargos contra dirigentes de Hamás, incluyen «exterminio», «violación y otras formas de violencia sexual» y «toma de rehenes como crimen de guerra».

Los propios testimonios gráficos que los terroristas de Hamás filmaron en el atentado del 7 de octubre y donde reivindicaron la toma de rehenes, sirvió a la fiscalía para imputarlos.

Será labor de los jueces ahora determinar si proceden las órdenes de detención.

Lo normal es que los jueces ratifiquen el obrar del fiscal

«Es raro que los jueces no confirmen una orden de detención», dice el abogado Johann Soufi en una nota de France24.

«Es el fiscal quien se encarga de las investigaciones. Desde el momento en que pide a la sala que dicte una orden de detención, es porque está convencido de que puede probar sus acusaciones.

Desde su llegada a la jefatura de la Fiscalía, Karim Khan había exigido incluso a su equipo un nivel de prueba superior al exigido por el Estatuto de Roma, para evitar que los juicios acabaran en absoluciones», señala.

La Corte tiene la palabra

Serán los tres jueces de la Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI, la rumana Iulia Motoc, la beninesa Reine Alapini-Gansou y la mexicana María del Socorro Flores Liera, quienes examinarán ahora la solicitud antes de tomar una decisión.

A modo de referencia, en el caso de Vladimir Putin se necesitaron tres semanas para resolver la cuestión preliminar.

Se le acusaba de crímenes de guerra. No es igual en esta causa, en que son cinco los acusados y un gran número de cargos en su contra.

¿Debe Israel «entregar a Netanyahu?

Ciertamente no. Israel no ha ratificado el Estatuto de Roma, texto fundacional de la CPI que rige su funcionamiento.

Luego, el país no está obligado a cooperar con el tribunal. Tampoco lo está Estados Unidos, su principal aliado, que criticó el anuncio del fiscal Karim Khan.

Sin embargo, los países miembros de la CPI sí pueden estar obligados. Ello, si la CPI decide dictar orden de detención contra Netanyahu, cualquiera de los 124 Estados miembros del tribunal está, en teoría, obligado a detenerlo si visita su territorio.

Pero en la práctica, la CPI no dispone de fuerzas policiales para hacer cumplir sus órdenes, y depende de la buena voluntad de sus Estados miembros para ejecutar sus decisiones.

En julio de 2023, Putin, objeto de una orden de detención de la CPI por crímenes de guerra cometidos en Ucrania, canceló su viaje a Sudáfrica para asistir a la cumbre de los BRICS.

Importancia simbólica

Si los jueces de la CPI accedieran a la petición del fiscal Khan, Netanyahu se uniría a Putin, a Al-Bechir y Al difunto dictador libio Muamar al Gadafi en la desfavorable lista de objetivos del tribunal.

Se transformaría no solo Netanyahu en uno de los símbolos de los autores de crímenes de lesa humanidad.

También arrastraría la imagen de Israel pero no la haría responsable jurídicamente.

La investigación de la CPI no debe confundirse con la acusación de genocidio que han hecho algunos Estados contra Israel ante la CIJ.

No confundir la CPI con la CIJ

Sudáfrica, entre otros, llevaron a Israel ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) debido a las miles de muertes que ha dejado el conflicto en la Franja de Gaza.

La CIJ también está en La Haya, pero no investiga a personas ni emite órdenes de arresto, sino que es responsable únicamente de disputas entre Estados.

Este año ya la CIJ reconoció el «peligro de genocidio» en la Franja de Gaza. Sin embargo, la petición sudafricana de que Israel pusiera fin a las hostilidades no fue atendida. Después de esta decisión inicial, es probable que el juicio por genocidio ante la CIJ continúe por meses, o incluso años.

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + trece =