Tendencias

Origen e impacto del agujero de hielo en la Antártida

Javiera Sanzana

Un equipo de investigadores de la Universidad de Southampton, en Inglaterra, logró descifrar el complejo conjunto de eventos que llevó a la formación de un enorme agujero en el hielo marino de la Antártida, inicialmente detectado hace medio siglo.
No obstante, los científicos advierten sobre los posibles efectos adversos de estas polinias en los océanos, incluido su potencial contribución al aumento del nivel del mar.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Southampton, en Inglaterra, logró descifrar el complejo conjunto de eventos que llevó a la formación de un enorme agujero en el hielo marino de la Antártida, inicialmente detectado hace medio siglo.

En los años 2016 y 2017, surgió una grieta en el hielo marino antártico, conocida como «Maud Rise», que se extiende en una vasta área comparable al doble del tamaño de Nueva Jersey.

Este fenómeno no era nuevo; de hecho, la misma grieta fue avistada por primera vez en 1974, permaneciendo visible durante dos años antes de cerrarse.

BRECHA TEMPORAL

La brecha temporal de aproximadamente cuarenta años impulsó a los científicos a investigar su naturaleza y los factores que influenciaron su formación y persistencia.

En la disciplina de la glaciología, una «polinia» representa una región abierta de agua rodeada por hielo marino.

Estas áreas suelen formarse anualmente en el hielo marino cercano a las costas de la Antártida, siendo poco común que aparezcan a cientos de kilómetros mar adentro, donde el océano alcanza profundidades considerables.

MAUD RISE

La polinia denominada «Maud Rise», en honor a una montaña submarina ubicada debajo de ella en el mar de Weddell, desconcertó a la comunidad científica durante décadas, ya que tales aberturas son atípicas en el océano Antártico y generalmente están asociadas con significativos intercambios de agua y calor.

Sin embargo, una serie de investigaciones y un estudio publicado en mayo de 2024 revelaron su origen: una combinación de corrientes oceánicas, viento y sal.

ESTUDIA

El estudio, difundido por ScienceAdvances, reveló que durante 2017, el hielo marino experimentó un adelgazamiento prematuro debido a un incremento en la salinidad y la temperatura.

A través de datos satelitales, flotadores autónomos y modelos computacionales del océano, los investigadores pudieron comprender mejor cómo esta combinación de factores -viento, geografía submarina particular y corrientes oceánicas- influyó en la creación de esta rara abertura.

CIENTÍFICOS

«Nuestros resultados ilustran cómo las interacciones altamente localizadas entre el viento, el flujo oceánico y la topografía pueden desencadenar la formación de polinias en el océano Austral abierto», concluye el estudio.

No obstante, los científicos advierten sobre los posibles efectos adversos de estas polinias en los océanos, incluido su potencial contribución al aumento del nivel del mar.

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + seis =