Tendencias

Panes del mundo: la marraqueta chilena en el top tres

Javiera Sanzana

Según el portal Taste Atlas, dedicado a reconocer y exaltar las delicias culinarias del mundo, la marraqueta ha conseguido un lugar de honor en su última evaluación de los panes más exquisitos a nivel global.
Además, la marraqueta ha superado en calificaciones al bagel neoyorquino y al Pan de Queso de Antioquia, Colombia, entre otros.

Según el portal Taste Atlas, dedicado a reconocer y exaltar las delicias culinarias del mundo, la marraqueta ha conseguido un lugar de honor en su última evaluación de los panes más exquisitos a nivel global.

Este pan, arraigado en nuestra alimentación, ha sido posicionado justo detrás del pan de bono colombiano y el pao de queijo brasileño, con una calificación cercana a la excelencia, situándose así en el podio de lo mejor a nivel mundial.

La marraqueta ha alcanzado el tercer puesto como uno de los panes más sobresalientes, con una puntuación de 4.4 (sobre un máximo de 5), seguido por la Pampushka de Ucrania y el Pan de Yuca colombiano.

MARRAQUETA

Además, la marraqueta ha superado en calificaciones al bagel neoyorquino y al Pan de Queso de Antioquia, Colombia, entre otros.

La historia de la marraqueta se remonta al siglo XIX, cuando inmigrantes europeos, especialmente franceses, se establecieron en Chile.

Se atribuye la introducción de la receta a dos hermanos franceses, los Teran-Marraquett, quienes adaptaron rápidamente sus ingredientes y técnicas al gusto y las tradiciones locales.

EMBLEMA CHILENO

La marraqueta no solo ha resistido el paso del tiempo, sino que ha evolucionado hasta convertirse en un emblema de la vida cotidiana chilena.

Lea también: Steve Buscemi sufre agresión en Nueva York

Conocida también como pan batido o pan francés en algunas regiones, la marraqueta es el pan más emblemático de Chile y una parte esencial de la dieta diaria del país.

PROCESO DE ELABORACIÓN

Su proceso de elaboración es único: dos porciones de masa se unen y luego se dividen casi por la mitad antes de hornearse, generalmente en un horno con una bandeja de agua que contribuye a formar su característica corteza.

Este método le otorga una textura crujiente por fuera y suave por dentro, muy valorada por los consumidores.

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + trece =