Nacional y economía

Tras «farra» del proceso costitucional anterior, Stingo se pregunta: «¿la habré cagado?»

Santiago, Chile.

Mario López M.

He perdido por todos lados. Esto fue como inmolarse solo, ¿podrías decir que de huevón? Sí, podría ser», reflexionó.

Tras casi un año desde que se frustrara el proceso constitucional anterior en el cual un 80% de los chilenos cifraron esperanzas, Daniel Stingo tras su paso como constituyente reconoce: «He perdido por todos lados».

El ex convencional, afirma que su vivir diarios es duro, desde que recibe insultos en la calle hasta que ha tenido dificultades económicas: «Cuando terminó esto no tenía trabajo, no tenía nada», incluso debió dejar su casa en Las Condes y hasta al paseador de su perro, reconoció.

Daniel Stingo no solo fue una de las figuras más mediáticas del proceso constituyente en el plebiscito que fue rechazado en septiembre pasado, sino que además, la primera mayoría nacional en la votación, con 111 mil 482 preferencias en su distrito 8.

reconoce que recibe insultos en la calle, bulllying en redes sociales, serias dificultades para encontrar clientes y, además, asume que vive una crisis económica severa.

Eso lo ha llevado a dejar su casa en Las Condes, pedirle dinero a su padre, «Cuando terminó esto no tenía trabajo, no tenía nada», sostuvo a la revista Sábado. relata que se fue a vivir un tiempo a su parcela en Buin pero ante la lejanía, terminó arrendando un departamento chico en La Reina.

«Los espacios, muchos gastos que teníamos se fueron, no sé, desde el paseo del perro, ponte tú. Antes teníamos una paseadora de perro, porque el perro es bastante grande, un border collie, entonces le gusta moverse. Otras cosas, no sé, alarmas chao, cable chao, varias cosas que no necesitái al final del día”, reconoció.

Stingo relató que antes del proceso constitucional tenía un buen pasar gracias a su labor como abogado y sus trabajos en televisión, pero que cuando vio la posibilidad de ser uno de los constituyentes se arriesgó porque era importante para el país.

«Yo no soy muy arriesgado en la vida. Soy bien ordenadito en términos económicos. Pero aquí no lo hice. Me tiré nomás. Y ahí veces pienso, ¿la habré cagado? Tengo que contarte que en un momento determinado, no hace mucho, mi papá me tuvo que apoyar porque no tenía ni uno», dijo.

«Yo creo que, en términos muy personales, gané experiencia. Pero claramente en términos muy individualistas, su tú quieres, he perdido no más. En ese sentido, he perdido mucho. He perdido por todos lados. Esto fue como inmolarse solo, ¿podrías decir que de huevón? Sí, podría ser», reflexionó.

El abogado expresó su esperanza, para que no vuelva a ocurrir (hoy), un fracaso similar.

La arrogancia fue terrible, esperemos que esta vez, no suceda lo mismo.

 

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + ocho =