Nacional y economía

Unesco: 22 moais quedaron gravemente dañados tras los incendios de 2022

Agencias

El fuego afectó principalmente al cráter y a la cantera del volcán Rano Raraku, lugar de fabricación de las estatuas. Pero no es la única causa de su deterioro.

Los incendios de octubre de 2022 en la isla de Rapa Nui tuvieron un efecto devastador: dañaron un total de 22 moais, según el diagnóstico realizado por la Unesco.

El fuego afectó principalmente al cráter y a la cantera del volcán Rano Raraku, lugar de fabricación de las estatuas, y las altas temperaturas del incendio comprometieron la preservación de numerosos recursos arqueológicos.

Tras finalizar un examen en colaboración con la comunidad indígena Mau Henua, entidades gubernamentales y la sociedad civil, la Unesco estableció a través de un comunicado que hay “alteraciones graves” en estos moais y que estas “deben ser tratadas a corto plazo”.

El objetivo era diagnosticar el estado de conservación del sitio, elaborar un plan de gestión de riesgo para Rano Raraku y fortalecer las capacidades locales de prevención de futuros desastres.

“La conservación y gestión adecuada de este legado cultural son fundamentales para el pueblo Rapa Nui y para la humanidad dado su inmenso valor patrimonial”, dijo la representante de la Unesco en Chile, Claudia Uribe.

El equipo de expertos encargado del diagnóstico identificó que los factores climáticos e hídricos son los agentes más recurrentes y perjudiciales en su conservación, más allá del fuego, pues afectan a la forma y los rasgos estilísticos de los moai.

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + dos =