Política

Vallejo llama a “abandonar el diálogo de trincheras” y reconoce que no son tiempos fáciles

Santiago, Chile.

Agencias

“Un pacto fiscal debiese ser una ejemplar demostración de esa capacidad para dibujar el camino hacia un Estado más moderno, más confiable y que financie de manera sostenible mejores pensiones, salas cunas, mayor seguridad y una salud pública más oportuna“, dijo

La ministra vocera de Gobierno reconoció que «no son tiempos fáciles para gobernar», pero afirmó que «hay razones para la esperanza si, desde el quehacer público, somos capaces de trascender a lo inmediato, abandonamos el diálogo de trincheras y ponemos el acento en las personas y sus prioridades».

La ministra secretaria general de Gobierno, Camila Vallejo, publicó una columna de opinión en El País en la que apunta a la importancia de alcanzar un pacto fiscal. Esto en la antesala de la presentación que hará el Ministerio de Hacienda sobre su propuesta este lunes.

Publicada este domingo y titulada Un diálogo que incluya a las personas, la columna comienza señalando que “los procesos de diálogo capaces de generar avances contundentes en los países son tan difíciles como fundamentales“.

La ministra destaca que hay urgencias que no pueden seguir siendo postergadas y que no atañen solo a una generación o un sector. “Se trata de aquellos temas en los que hoy estamos al debe en materia de desarrollo y en materia de dignidad para las personas en Chile: educación, trabajo, pensiones, salud, seguridad“, comenta.

Vallejo reconoce que “no son tiempos fáciles para gobernar” y apunta al “inmediatismo” que “mueve las agujas del debate político y juega con las expectativas de las personas”.

“Los réditos parecen más fáciles desde el antagonismo cerrado que desde la colaboración, y el chantaje político con las necesidades de las personas muestra su peor rostro. Pero esta es un arma de doble filo: nuestro sistema representativo está pagando los costos del clientelismo político (yo te apoyo si me das algo a cambio, y te pego si no lo consigo) y la credibilidad del servicio público se desviste de descrédito”, manifiesta.

La ministra vocera de Gobierno resalta que estas lógicas deben ser superadas, pues “no se trata de un programa de Gobierno ni de veredas opuestas”, sino de “dar respuesta a las necesidades de quienes hoy parecen no estar representados en el debate de las élites, y demostrar que el propósito de la acción política está alineado con las expectativas, las necesidades y la vida cotidiana de chilenas y chilenos”.

Finalmente, la secretaria de Estado destaca los resultados de la encuesta Casen, que reveló que la pobreza por ingreso en Chile bajó a 6,5% en 2022, su menor nivel histórico. En este contexto, la ministra sostiene que “hay razones para la esperanza si, desde el quehacer público, somos capaces de trascender a lo inmediato, abandonamos el diálogo de trincheras y ponemos el acento en las personas y sus prioridades”.

“Un pacto fiscal debiese ser una ejemplar demostración de esa capacidad para dibujar el camino hacia un Estado más moderno, más confiable y que financie de manera sostenible mejores pensiones, salas cunas, mayor seguridad y una salud pública más oportuna“, concluye.

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =