Internacional

Con un buque, aviones, drones y un robot subacuático sigue la angustiosa búsqueda del submarino turístico que iba al Titanic

Agencias

OceanGate Expeditions, dueña de la embarcación, reportó el domingo a las autoridades la desaparición del aparato con cinco personas a bordo: el piloto y cuatro pasajeros. Tienen provisiones para que los tripulantes puedan sobrevivir en su interior durante cuatro días.

Un buque con capacidad para operar drones bajo el agua y varios aviones de la Guardia Costera estadounidense y de las Fuerzas Armadas canadienses, equipados con alta tecnología, así como un robot subacuático francés, son parte del operativo que trabaja contra reloj para encontrar al submarino turístico desaparecido en el Atlántico con cinco personas a bordo que iban a ver los restos del Titanic.

«Nuestras tripulaciones de la Guardia Costera y de los Gobiernos de EE.UU. y Canadá y el sector privado han estado trabajando día y noche para traer todas las capacidades que tenemos para encontrar el sumergible y ubicar a estas personas», dijo en una entrevista en ABC News John Mauger, comandante de la Guardia Costera.

Durante toda la noche, precisó, varios aviones han volado sobre el área de búsqueda, ubicada aproximadamente a 900 millas (1.450 kilómetros) del Cabo Cod de Massachusetts, donde se presume que podría encontrarse el submarino. Podría estar en la superficie o bajo el agua, a una profundidad de hasta 13.000 pies (unos 4.000 metros).

«A medida que continuamos con la búsqueda, estamos ampliando nuestras capacidades para poder buscar también bajo el agua y ahora tenemos una embarcación comercial con vehículos operados por control remoto (drones acuáticos)», detalló.

Desde Francia, país de la nacionalidad de uno de los ocupantes del submarino, el instituto de las ciencias oceánicas Ifremer envió un barco equipado de un robot submarino para apoyar en la búsqueda en el Atlántico.

El Atalante, como se llama el barco, debe llegar a su destino a las 18.00 horas GMT (14:00 hora chilena) de este miércoles, anunció al canal BFMTV el secretario de Estado del Mar, Hervé Berville.

«Jugamos contra el tiempo, pero hemos dicho presente de las autoridades estadounidenses», aseveró.

El secretario de Estado explicó que un grupo de operadores de la base marítima de Toulon se ha desplazado a bordo del Atlante para poder manejar el robot «Victor 6.000», que se sumergirá a unos 4.000 metros de profundidad.

Berville detalló que se trata de una petición expresa del presidente francés, Emmanuel Macron.

LOS DESAPARECIDOS

Aunque no hay un listado oficial, en las últimas horas se han revelado los nombres de algunos de los ocupantes del submarino. Entre ellos está Hamish Harding, un empresario y explorador británico, reveló el director general de Action Aviation, Mark Butler.

Harding, de 58 años, es presidente de esta empresa y posee varios récords mundiales Guinness, incluido el del tiempo más largo en atravesar la parte más profunda del océano en una sola inmersión.

Antes del viaje, el propio explorador había publicado en Instagram fotos del sumergible y de él firmando una bandera para la misión hacia el Titanic.

También viajan a bordo de El Titan, nombre de la embarcación perteneciente a la empresa OceanGate Expeditions, el empresario británico-paquistaní Shahzada Dawood y su hijo Suleman Dawood, según un comunicado de la empresa Engro Corporation, de la cual Dawood -quien es descendiente de una de las familias más ricas de Pakistán- es vicepresidente.

Como piloto del aparato estaría el francés Paul-Henry Nargeolet, confirmaron a la prensa varias personas cercanas al conocido como «El señor Titanic».

A lo largo de su carrera, Nargeolet ha liderado varias expediciones del Titanic y ha supervisado la recuperación de una gran cantidad de artefactos del naufragio.

SE ACABA EL TIEMPO

La Guardia Costera de Estados Unidos inició el lunes una extensa operación de búsqueda con ayuda de Canadá para localizar el submarino. OceanGate Expeditions reportó el domingo a las autoridades la desaparición del aparato con cinco personas a bordo: el piloto y cuatro pasajeros.

Según la propia compañía, la embarcación cuenta con suficientes provisiones para que los tripulantes puedan sobrevivir en su interior durante cuatro días.

En su página web, la empresa ofrece viajes de ocho días y siete noches para visitar los restos del Titanic, con un precio aproximado de 250.000 dólares.

Los restos del Titanic, que se hundió tras chocar con un iceberg en 1912, se encuentran a una profundidad de alrededor de 3.800 metros y a una distancia de aproximadamente 640 kilómetros de la isla canadiense de Terranova.

El Titan, remolcado por el barco «Polar Prince», partió el viernes desde San Juan de Terranova (Canadá) hacia el lugar del hundimiento del Titanic, señalaron medios locales canadienses.

OceanGate Expeditions es la única compañía que tiene un submarino capaz de llegar al fondo del océano para ver los restos del Titanic de cerca.

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =