Tendencias

Ingeniero argentino logra impulsar un auto con basura y agua

ingeniero argentino

Edmundo Ramos, un ingeniero argentino, ha logrado hacer funcionar un vehículo utilizando basura y agua, alcanzando velocidades de hasta 117 kilómetros por hora. Tras vivir en Estados Unidos y adquirir propiedades con sus ahorros, decidió dedicarse a un proyecto sin fines de lucro que beneficiara a la humanidad, informó Infobae.

Su inquietud surgió al preguntarse cómo funcionarán las maquinarias agrícolas cuando se agoten los combustibles fósiles. Tras investigar en internet, se dio cuenta de que la idea de un automóvil que funcione con residuos no era nueva, pero decidió llevarla a cabo. Para hacerlo, transforma la basura en un tipo de carbón, que luego utiliza como combustible en su vehículo.

El proceso implica carbonizar los desechos, almacenar el carbón resultante y, posteriormente, usarlo en un gasificador. Este gasificador se enciende para producir una sustancia combustible llamada «gasura,» que se utiliza para impulsar el motor del automóvil. A través de la termólisis, el agua se descompone en hidrógeno y oxígeno, que se mezclan con la gasura. El humo resultante se filtra antes de que llegue al motor.

Según Ramos, su invento es seguro, ya que en caso de problemas, no hay riesgo de explosión, sino más bien de «implosión». Además, su vehículo emite oxígeno y vapor de agua, contribuyendo al medio ambiente.

Este logro le ha valido la atención de inversores interesados en su proyecto y su visión de convertir residuos plásticos en gas para combatir la contaminación.

En resumen, el ingeniero argentino Edmundo Ramos ha desarrollado un vehículo que funciona con basura y agua, ofreciendo una solución innovadora y sostenible para el futuro.

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + diez =