Tendencias

Mujer de mundo y sabores. Por Loreto Soler

Loreto Soler, una mujer de mundo y sabores. Dirigenta del Colegio Metropolitano de Periodistas, Profesional independiente en el área de las comunicaciones, socia Aptur

Si hay algo que me gusta hacer es viajar y especialmente a Argentina por varios motivos. Cercanía, buena comida, buenos dulces y un país que tiene muchas sorpresas que mostrar.
Merlo, una hermosa vista de la ciudad, enclavada en la naturaleza, un mundo por descubrir

Una de ellas es Villa de Merlo en la provincia de San Luis, un destino que mezcla la belleza natural de su geografía con la comodidad y la diversión entregando una experiencia que difícilmente se olvida a quien la vive y se puede llegar en un vuelo que dura una hora al aeropuerto del Valle del Conlara, a 18 kilómetros de la ciudad.

Para los turistas chilenos, el viaje resulta muy atractivo por varios factores como es un cambio favorable, es un lugar tranquilo sin contaminación acústica ni atmosférica, con una gastronomía que invita a probar buenas carnes y ricos dulces y una geografía única.

El clima es relativamente seco con una temperatura media anual de 20 ºC. En verano los registros oscilan entre los 18 y 33 ºC, mientras que en el invierno oscila entre 4 y 17 ºC y se pueden ver las serranías nevadas.

ACTIVIDADES OUTDOOR

Caminatas, paseos en bicicleta por los senderos naturales, observación de aves, pesca en el río, visitas a los parques nacionales y provinciales como Sierra de las Quijadas y Bajo de Veliz y para los más audaces hay paseos en 4×4, recorridos con caballos, trekking, parapente, tirolesa, rappel junto a una variedad de restaurantes, bares y tiendas hacen que visitar esta pequeña ciudad sea toda una experiencia.

Los alrededores de Villa de Merlo, tienen un encanto natural que permite a los visitantes conocer la geografía de la zona y disfrutar tanto de las vistas como de la gastronomía.

Otro punto imperdible es el Filo Serrano, que se encuentra en la cima de Sierras de los Comechingones. Allí espera al visitante, el mirador de los Cóndores a 2.200 metros sobre el nivel del mar, con una vista magnifica al valle del Conlara y si el clima lo permite se puede ver el Valle de Calamuchita, que se encuentra del otro lado del límite con San Luis más cercano a Córdoba.

Por otro lado, también está el Mirador del Sol a 1439 msnm, al pie de las Sierras Comechingones y su magnífica vista enamora a los turistas que contemplan el valle desde allí.

GASTRONOMÍA DULCE Y SALADA, DE LA MANO

Pegado a los pies de las sierras de Comechingones, se encuentra el complejo gastronómico del mirador Cabeza del Indio, llamado así, porque en una de las montañas hay una formación que parecer ser la cabeza de un indio. Allí se puede degustar los platos regionales más deliciosos, entre ellos el chivito.

Como está a 1.150 msnm se puede visualizar a la ciudad de Merlo y los pueblos del Valle del Conlara. Está rodeado de una naturaleza agreste con flora y fauna autóctonas.

Ya en la ciudad, se puede disfrutar de carne de ternera, cabrito y cerdo a las llamas con el acompañamiento de verduras grilladas y unos buenos vinos Malbec en el restaurante “Entre negros”, que es como los cuyanos llaman a sus amigos lugar donde los artistas de la zona exponen sus obras.

PIZZA O SANDWICH

Ahora si lo que quiere es disfrutar de una pizza o un sándwich con buenas papas fritas, está la Cervecería Chunkana (Av. Del Sol, Carlos Pellegrini D5881) un buen lugar, limpio, ordenado con buenos precios ideal para ir con la familia, solo, con la pareja o con amigos.

Recomendado para tomar té o comer es “El Rincón de Virginia”, un local alejado de los circuitos del centro de la ciudad y que se ubica en las instalaciones de una antigua usina hidráulica que, inaugurada en 1952, surtió de electricidad a la Villa durante muchos años.

Es un restaurant que, está en un extenso parque que llama a la sobremesa extensa y conversada y como después de la puesta de sol baja la temperatura, cerca de las mesas hay percheros con mantas para abrigarse y que invita a probar las delicias saladas y dulces que preparan con productos de la zona que cambian en cada estación.

Ahora, no se puede ir a la Argentina y no probar sus alfajores rellenos con el exquisito e imbatible dulce de leche que se hace en el país vecino. Para ello, está el local “Manjares de Merlo”, local que desde 1988, administrado por la familia Massaglia, elabora los alfajores rellenos de dulce de leche o mermelada de frutas para que uno recuerde lo más dulce de la ciudad.

A raíz de un litigio por unas tierras entre las familias Godoy y Romero que llegaron a las armas, se denominó a un restaurant que se encuentra en esas tierras “No tire Godoy”. Allí, sirven una parrilla en al que se encuentran de todo tipo de carnes e interiores, como otros platos típicos como la milanesa acompañada de las cecinas de la zona. Además, venden productos artesanales como dulce de leche y carnes como vizcacha, chivito, jabalí en vinagreta que es una de las especialidades de la región.

HOTELERÍA AMIGABLE CON EL AMBIENTE

En cuanto a la oferta hotelera entre cabañas, hosterías y hoteles destaca el hotel Estilo MB – Merlo se encuentra en El Rincón a kilómetros de Villa de Merlo. Es un hotel 4 estrellas cuya tarifa promedio (al cambio chileno) es de $ 40.000 la noche por persona con un desayuno buffet diario, un buen restaurant que, además de ofrecer excelentes preparaciones tiene en su carta, vinos y cervezas de la zona.

Lo lindo de este hotel es que se integra al lugar donde está construido, está adaptado para que personas con movilidad reducida puedan hospedarse en él. Además, al mismo tiempo de relajarse o trabajar en alguna de sus salas, uno puede interactuar con la naturaleza que rodea al hotel.

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =