Política

Republicano Luis Silva dice que no buscarán “pasar máquina” con la presentación de las enmiendas al anteproyecto constitucional

Santiago, Chile.

Fernando Moya L.

Silva v/s Silva. Hace solo unos meses decía: ¿Por qué cresta, siendo mayoría, tenemos que llegar a acuerdos con la minoría?”
Luis Silva

Según Silva, desmarcándose de lo que había señalado al comienzo del proceso, en que dijo “¿Por qué cresta, siendo mayoría, tenemos que llegar a acuerdos con la minoría?”, esta vez aseguro que “Nosotros no queremos pasar máquina, lo hemos dicho por activa y por pasiva, lo hemos dicho desde José Antonio (Kast) para abajo, no queremos pasar máquina. Y de hecho no creemos que sea oportuno interpretar el momento de presentar las enmiendas como un pasar máquina”.

El jefe de bancada de Republicanos en el Consejo Constitucional entregó detalles de algunas de las principales indicaciones que harán al texto presentado por los expertos ad portas del plazo para su vencimiento. Entre ellas, bajar el número de diputados a 132.

Silva hizo indicó que el texto presentado por los expertos es “un buen punto de inicio”, para una discusión que es distinta al Comité. Y que en las enmiendas “está lo que se quiere cambiar, lo que se quiere discutir y lo que no se quiere cambiar, (porque) hay muchas cosas que no se quieren tocar”, aseveró.

¿CAMPO DE BATALLA?

Tampoco se generaría, en sus dichos, un campo de batalla con las indicaciones ultraconservadoras de las enmiendas “no la definiría como un campo de batalla, pero ciertamente va a haber debate”, en el cual no solo se conocerán las cartas de Republicanos, sino que las del resto de bancadas. “Ahí empieza el juego político”, dijo, agregando que “la arquitectura constitucional que entregaron los expertos se está respetando”..

Para el republicano Silva, el objetivo es “ofrecer la mejor Constitución posible a la ciudadanía”. “Y entendemos que un texto que responda a esas características no puede ser hecho exclusivamente a la medida ni de los republicanos ni de la derecha, tenemos que encontrar un texto que interprete a un arco más amplio que ese público”.

“Cual sea ese texto es una cuestión abierta, a partir del 18 (de julio) se verá cuáles van a ser los espacios para conversar (buscando una) voluntad consensuada” entre todos los consejeros “de buscar lo mejor para Chile. En ese espíritu vamos a encontrar espacios para terminar ofreciendo un texto que le haga sentido a una proporción grande de la población de nuestro pais”, espetó.

«A la hora de escoger la redacción, tú puedes ser más o menos irritante, puedes alargarte más o menos. En ese proceso hemos tenido en cuenta cómo evitamos irritar a las minorías políticas dentro del Consejo sin renunciar a lo que creemos que es valioso. Después, nuestra premisa ha sido la apertura a conversar. Es decir, si se descubre que hay líneas rojas que se están viendo amenazadas para la izquierda que podrían comprometer el proceso y que están tocando cuestiones que, para nosotros, siendo importantes no son esenciales, conversemos».

O sea, es la vieja política del «tejo pasado», pido demás y luego solo me bajo al valor que yo quiero.

 

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + dieciocho =