lo más leído

Piquitos, un mar de risas y emotivos momentos: Así fue la quinta noche de Viña 2024

Sofía Martínez

La quinta noche estuvo marcada por artistas nacionales quienes hicieron cantar, bailar y reír a la Quinta Vergara.

La quinta y penúltima noche de Viña 2024 se transformó en la noche chilena. El show lo abrió la banda nacional Los Bunkers, quienes subieron por tercera a uno de los escenarios más importantes de la canción.

Sobre la Quinta Vergara aprovecharon de cantar sus mayores éxitos, incluido Ángel para un final, de Silvio Rodríguez, donde los fanáticos recordaron inmediatamente al querido animador, Felipe Camiroaga.

La artista chilena, Cancamusa, fue la encargada de reemplazar al baterista Mauricio Basualto, quien está recuperándose tras presentar problemas de salud.

Illapu y Kidd Voodoo fueron los artistas invitados a tocar con Los Bunkers durante la quinta noche del festival, pero uno de los momentos que más se tomó las redes sociales, fue el beso entre Álvaro López y Francisco Durán, lo que claramente se convirtió en motivo de memes para los usuarios de redes sociales.

Las risas no pararon

Sergio Freire fue el encargado de hacer reír al público. En su segunda vez pisando la Quinta, sacó sus mejores chistes y se llevó las gaviotas de plata y oro.

Uno de los mejores momentos de su presentación fue cuando intervinieron Rodrigo Salinas y Juan Pablo Flores, excompañeros del Club de la Comedia.

Sin embargo, paralelo a la rutina, hubo algo que se tomó las redes sociales, y esto fue la expresión (o falta de ella) del periodista José Luis Repenning.

Y es que en una parte de la presentación, mientras la mayoría del público se reía a carcajadas, Repenning se mostró serio, pese a que sí disfrutó gran parte del show.

 

El emotivo momento en que los padres de Young Cister subieron al escenario

Pasadas las 3 de la madrugada, en Viña 2024 se vivió un inusual momento, emotivo como pocos, en que los padres de Young Cister se subieron al escenario para premiar a su hijo con la Gaviota de Oro. “Un sueño más cumplido para él”, expresó su madre conmovida, tras abrazar a su hijo, mientras que su padre manifestó que “nunca me había imaginado esto”.

Por su parte, Esteban sostuvo -tras casi pincharse con la gaviota por sostenerla con la misma mano que el micrófono- que “esto me costó demasiado, estuve mucho tiempo intentando que la gente valore mi música. Sé que hay muchos artistas también que necesitan cumplir este sueño y de a poquito se va a poder”.

 

 

Añade aquí tu texto de cabecera

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 6 =