Nacional y economía

Educar para prevenir uso abusivo de psicofármacos

Destacado Periodista y dirigente del Consejo Nacional del Colegio de Periodistas de Chile

clase magistral sobre psicofármacos
La actividad, encabezada por la doctora Jacqueline Sepúlveda y dirigida a un público especializado en la temática
La actividad estuvo encabezada por la doctora Jacqueline Sepúlveda.

Una clase magistral sobre las implicancias del uso abusivo de psicofármacos dictó la doctora Jacqueline Sepúlveda, docente del departamento de Farmacología de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Concepción.

Se trató de una actividad organizada por Senda Previene de Coronel y la dirección de la UdeC, dirigida a un público especializado en la temática en salud, educación y algunos programas de tratamiento y rehabilitación.

En la ocasión se explicó científicamente el uso y abuso de las nuevas drogas sintéticas, además de las distintas formas de enfrentar y reducir este grave problema.

«Una de las estrategias mas eficientes en la prevención del consumo de drogas es la educación, porque permite tener conocimiento del uso y abuso de psicofármacos e identificar factores de vulnerabilidad y de protección ante el consumo de drogas», dijo a Esta Pasando la doctora Sepúlveda.

Por eso, agregó, «desarrollar seminarios y talleres e iniciar proyectos de colaboración con la academia para profundizar estos temas son relevantes para los equipos encargados de la prevención y tratamiento del consumo de drogas».

Lea también: Saieh en el ojo de fiscalía: $68 mil millones injustificados

El tema no es menor, porque desde 2008 se han reportado en América Latina más de 200 nuevas sustancias.

Asimismo, se revisaron los alcances y efectos en la salud humana de las nuevas drogas sintéticas, las que han tenido una fuerte penetración, sobre todo en adolescentes y jóvenes.

Algunas de ellas son el fentanilo (analgésico opioide 80 veces más potente que la morfina, conocido como la droga zombie), el tusi (psicoestimulante que induce alucinaciones visuales y auditivas), la ketamina (droga depresora y alucinógena), las catinonas (promocionadas como sustitutos baratos de otros estimulantes, como las anfetaminas y la cocaína), entre otras.

La droga sintética más consumida en Chile es el éxtasis, que provoca mayor nivel de energía, y también percepción distorsionada, rechinado involuntario de los dientes, temperatura corporal elevada a niveles peligrosos y depresión.

LOS PELIGROSOS PSICOFÁRMACOS

Los psicofármacos son sustancias químicas que actúan sobre el sistema nervioso central y que se usan para el tratamiento de los trastornos de la salud mental, explica Senda (Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol) en su página web.

Agrega que “son recetados para tratamientos médicos y bajo supervisión profesional por tiempos limitados, sin que traigan mayores consecuencias. Sin embargo, el riesgo aumenta cuando las personas se automedican, provocando trastornos del sueño, irritabilidad, crisis de pánico, depresiones”.

También dificultan el desarrollo de tareas motoras y generan alteraciones de la memoria.

La adicción a los psicofármacos afecta a tres niveles: fisiológico (porque el cuerpo pide más dosis), cognitivo (el pensamiento de la persona está centrado en conseguir o consumir las pastillas) y conductual (algunas personas realizan acciones que nunca harían si no tuvieran la adicción).

Identificar los síntomas de adicción es más fácil para los amigos, familiares o compañeros de trabajo de una persona. Son quienes mejor pueden detectar si se producen aislamiento, cambios de actitud o de humor, si dejan de realizar actividades habituales, o si pierden o ven deterioradas sus relaciones sociales o tienen problemas en el trabajo.

La actividad se llevó a cabo en la municipalidad de Coronel.

Comparte en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Comenta este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 5 =